COMPONENTES DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

 |  Karolina Barrera

COMPONENTES DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

 

Como lo hemos visto en artículos anteriores, el conocer nuestro medio y la capacidad de adaptación que tengamos influye en la manera en la que manejamos nuestras emociones. La inteligencia emocional ha demostrado ser una herramienta básica para nuestra salud mental y es, sin duda, una forma de empoderarnos frente a la vida, de llevarnos al éxito o al fracaso y de convertirnos en personas mucho más preparadas para el día a día, pero sobre todo para ser mucho más felices.

También es un factor determinante en el funcionamiento de las organizaciones, ya que hay unas características, que veremos a continuación, que pueden condicionar el trabajo en equipo, haciéndolo más o menos eficiente y satisfactorio. Estas características son:

Autoconocimiento: es la capacidad de ser conscientes de las emociones propias, el saber reconocerlas y analizarlas para poder entenderlas; esto nos ayudará en la toma de decisiones de forma racional. No podemos reprimir nuestras emociones pero tampoco nos podemos limitar solo a sentirlas porque nuestro estado anímico y comportamiento se ven alterados. SOMOS LO QUE HACEMOS, PERO PRINCIPALMENTE SOMOS LO QUE HACEMOS PARA CAMBIAR LO QUE SOMOS.

Autocontrol: es la capacidad de lograr detectar nuestras emociones y los puntos débiles que nos representan un área de oportunidad para mejorar, nos permite controlar la duración y la intensidad en la que nuestras emociones fluirán y de esta manera podemos evitar que nos saboteen; por que a mayor intensidad menor control se tiene de las emociones. La autocrítica nos permite controlar ciertas emociones y reconocer cuando algo se nos ha salido de las manos; el no tomar nada personal nos permite controlar mejor la situación. Está comprobado que la capacidad de autocontrol está ligada a la habilidad lingüística para la expresión verbal. NO ES HACER LO QUE SIENTO, ES ELEGIR QUE HACER CON LO QUE SIENTO.

Automotivación: siempre debemos mantenernos constantes y proactivos ante los objetivos y metas que nos hemos establecido. Ver las cosas de forma positiva y racional nos ayuda a enfocar nuestra atención hacia las cosas que podemos solucionar, para que de esta manera nos sea más fácil el evadir los obstáculos que se nos presenten y renovando de esta manera, nuestra emoción con las nuevas experiencias. IMPÚLSATE A TI MISMO HACIA EL ÉXITO, NO TE SABOTEES.

Empatía: el percibir a los demás como nuestros similares, nos da la capacidad de distinguir sus sentimientos, pensamientos y emociones a través de la comunicación no verbal; esto nos ayuda a establecer vínculos afectivos más fuertes y duraderos para que de esta manera logremos un objetivo común. NO ESCUCHES PARA RESPONDER, ESCUCHA PARA COMPRENDER.

Relaciones Interpersonales: la empatía nos va a llevar a lograr a tener una buena relación con los demás, las relaciones interpersonales son imprescindibles para nuestra felicidad e incluso, en muchos casos, para alcanzar el éxito, ya que se pueden lograr más cosas con liderazgo, gestión de conflictos, cooperación y trabajo en equipo. El conocer gente nueva y rodearte de ellos, nos permite conocer diferentes puntos de vista y compartir con ellos nuestras experiencias.

 

Se ha comprobado que a mayor autoconocimiento emocional, hay más probabilidad de tener autocontrol. Estos dos son indispensables para formar la autoconfianza, la cual es un factor relacionado con el bienestar y la felicidad; así mismo, nos ayudan a: reducir la ansiedad, superar situaciones estresantes, mejorar las relaciones interpersonales, tolerar las frustraciones y desarrollar habilidades de resolución de problemas, en diferentes ámbitos, ya sea personal, familiar, social o laboral. La capacidad de identificación de las emociones supone un mejor desarrollo de la tolerancia a la frustración. Además, hablar abiertamente de las emociones y reconocer señales internas, aumenta la probabilidad de regular los impulsos, así como de generar estrategias de afrontamiento más efectivas. ​

Es importante dejar claro que aquella persona que cuente con importantes niveles de inteligencia emocional es un individuo que gracias a la misma consigue los siguientes objetivos en su relación con los demás:

  • Quienes lo rodean se sientan a gusto con él.
  • Consigue entender a los demás al ponerse en sus posiciones.
  • Confían en él cuando necesitan algún consejo tanto a nivel personal como profesional.
  • Reconoce y maneja todas las emociones negativas por lo que tiene mayor capacidad de ser feliz.
  • Utiliza las críticas como algo positivo, ya que las analiza y aprende de ellas.
  • Cuenta con las cualidades necesarias para hacer frente a las adversidades y contratiempos, para no venirse abajo.
  • Huye de la monotonía, intenta en todo momento buscar alternativas para tener una vida más plena y feliz.
  • Es firme cuando así se requiere.
  • Siempre mira hacia adelante a la hora de seguir viviendo.
  • Le encanta estar aprendiendo continuamente.
  • Valora los triunfos de los demás sin caer en comparaciones con otras personas.
  • Acepta los errores cometidos y es capaz de perdonarse a sí mismo para aprender de lo ocurrido.
  • Analiza las reacciones inmediatas a las emociones, las interpreta y aprende de cada una de ellas para manejarlas de ser necesario.
  • Comprende cuál es la emoción que uno siente y no dejar que el cerebro confunda una con otra.
  • Evita estimulantes como el alcohol, cafeína, drogas o algún fármaco relacionado para tener ciertas sensaciones.
  • Entiende que cada persona es individual con sus experiencias y relaciones. Los sentimientos personales pueden generalizarse para los demás hasta cierto punto.

La buena gestión de las emociones juega un papel muy importante tanto en la habilidad para automotivarse como en la capacidad de evitar conflictos y de comunicarse adecuadamente con el resto de miembros del equipo. La inteligencia emocional es fundamental para formar, desarrollar y mantener relaciones personales cercanas. Esto es necesario tanto en la vida personal como profesional de las personas, puesto que nadie quiere trabajar o relacionarse con alguien incapaz de establecer una conexión verdadera.

 

Psicóloga Karo Barrera

www.psicologiaentuidioma.online

 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Aurelio, Marco (1983). Meditaciones. Barcelona: Gredos.

Coon Dennis, 1995, Fundamentos De Psicología, 8ª edición, México, DF, editorial Thomson.

Peter Salovely y Dr.Jhon Mayer:El modelo de inteligencia emocional(1997)

Our Blogging Expert

Karolina Barrera

Popular Articles

Newsletter

© Psicología en tu idioma