DESARROLLO DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

 |  Karolina Barrera

DESARROLLO DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

 

¿Te consideras capaz de controlar tus emociones? No te preocupes porque lo puedes lograr, en este artículo vamos a ver algunos consejos para desarrollar la inteligencia emocional. Este aprendizaje nos habla de nuestra madurez e inteligencia para equilibrar nuestra razón y nuestra emoción; solo necesitas disposición y constancia. Por que recuerda que ni siquiera un martillo logra hundir un clavo en el primer intento, ¡Insiste! No importa el tiempo que te tome, lo importante es dar ese primer paso.

Como hemos visto anteriormente, es muy importante el conocer nuestras emociones, por que el conocerlas nos permite regularlas y ya con esto tenemos la mitad del trabajo resuelto. Ahora nos corresponde analizarlas de una manera más efectiva para poder resolver la situación; hacer esto mejorará en gran medida nuestra calidad de vida.

Recordemos que, el controlar las emociones, no significa que debamos reprimirlas. Podemos sentir cualquier emoción, no importa que tan absurda te pueda parecer, tenemos que vivirla, atrevámonos a sentirla y dejar que fluya, solo así lograremos manejarla. No actuemos solo de forma instintiva, utilicemos la razón porque esa es una capacidad con la que nacimos los seres humanos. Todos tenemos la capacidad de elegir qué hacer con nuestras emociones, para eso exactamente es que tenemos la razón y es para utilizarla.

Ya sabemos que es la Inteligencia Emocional, como identificar las emociones y cuáles son sus elementos, ahora el siguiente paso es ponerla en práctica. A continuación veremos una lista de actividades y consejos que nos permitirán y ayudarán a desarrollarla.

AMPLIAR EL VOCABULARIO: cuando intentamos reconocer nuestras emociones no basta solo con decir “he identificado mi emoción y es…”; debemos ser lo más específicos posible. Los nombres que pongamos a las emociones nos ayudarán a entender cómo nos estamos sintiendo y por qué. Seamos concretos. Tener un vocabulario rico con el cual podamos describir exactamente nuestros sentimientos es muy importante. No dominar el lenguaje limita el conocimiento de lo que estamos experimentando. El leer nos ayuda a ampliar nuestro vocabulario entre otras cosas. QUE TU ÚNICO VICIO SEA SEGUIR APRENDIENDO.

EXPRESAR LAS EMOCIONES DE FORMA ASERTIVA: esto es esencial para mantener relaciones personales cercanas. Y aquí yo les pregunto ¿Cuándo fue la última vez que le dijeron a esa persona especial que lo aman o le dieron las gracias por algo tan sencillo como la comida, la ropa lavada, la limpieza del hogar? Si no lo han hecho háganlo, hoy, por que mañana no sabemos si vamos a estar, no demos por hecho que la otra persona ya lo sabe, digámoslo y esos son los pequeños grandes detalles que cuentan y nos ayudan a mantener una relación sana; si no somos muy expresivos podemos utilizar el lenguaje no verbal. TU ACTITUD ES LA LLAVE QUE ABRE O CIERRA LAS PUERTAS DE TU DESTINO. TU DECIDES CUAL ES TU ACTITUD HOY.

NO DEJAR LA FELICIDAD EN MANOS DE OTROS: la felicidad reside en uno mismo, así que aprendamos a ser realistas y ¡tomemos el control de nuestra vida! Muchas veces nos han dicho que debemos de ser felices con lo que tenemos, pero esto es incorrecto por que nos puede llevar a la frustración. Aprendamos a vivir con lo que no tenemos y seremos más felices. Quitémosle la pasión a las cosas, porque si nos apasionamos nos cegamos y perdemos la realidad de las cosas. Busquemos siempre ser objetivos. LA FELICIDAD ESTA DENTRO DE UNO, NO AL LADO DE OTRO.

NO TENER MIEDO AL CAMBIO: el cambio es parte de la vida y es necesario afrontarlo antes de que nos paralicemos porque no sabemos qué hacer. Ya hemos hablado anteriormente de la capacidad de adaptación ante las nuevas situaciones, si la desarrollamos lograremos mejores resultados en nuestros objetivos. Detente un segundo, analiza la situación y actúa. En algunas situaciones nos puede ayudar el asociar situaciones pasadas con la nueva para saber cómo actuar. La inteligencia emocional tiene mucho que ver en como afrontamos los cambios en la vida, nos hará ver el cambio desde una manera más tranquila y positiva. Si a un huevo lo rompe una fuerza externa, se acaba la vida. Si lo rompe una fuerza interna, comienza la vida. Cambia desde tu interior. No te aferres a algo que ya no es.

CONTROLAR LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS: la negatividad puede destruir nuestro trabajo en equipo y no se trata de justificarnos diciendo que perdemos el control en los momentos emocionales que vivimos. No podemos evitar la emoción, pero sí podemos modificar los pensamientos al respecto. Hay que prestar atención a los pensamientos que queremos tener y como deseamos comportarnos. No puedes controlar el caos de afuera pero si la calma que tu llevas dentro. El respirar, mojarnos la cara con agua fría, hacer ejercicio, evitar altas dosis de cafeína y dormir lo necesario, son factores que influyen para controlar los pensamientos negativos. Seamos positivos todo el tiempo, es contagioso, si nosotros comenzamos a hacerlo y mantenemos la calma siempre, los que nos rodean también comenzaran a adoptar esta actitud. Todos somos seres emocionales y Las peores cosas de la humanidad se hacen con las mejores intenciones. NO LASTIMES A LOS DEMÁS CON LO QUE A TI TE CAUSA DOLOR

CENTRARSE EN LA SOLUCIÓN, NO EN EL PROBLEMA: cuando se nos presenta un problema, no podemos hacer algo para que este desaparezca, pero lo que si podemos hacer es enfocarnos en las posibles soluciones. Para el ser humano es fácil entrar en un estado de negatividad y es ahí donde aprendemos a desarrollar la inteligencia emocional porque de ahí surgirá la creatividad para mejorar cualquier situación y nos enfocaremos en tener nuevas ideas para avanzar. No digas no puedo hacerlo, mejor pregúntate ¿porque siento que no puedo?, ¿como podría hacerlo?, ¿que nuevos aprendizajes necesito para lograrlo?.

CREAR UN DIARIO EMOCIONAL: es una forma eficaz de desarrollar la inteligencia emocional porque nos ayuda a descargar todas las emociones que estamos viviendo de forma intensa y nos ayudará a sentirnos mejor. Los resultados son más efectivos cuando se hace a mano y se recomienda que sea de noche para escribir todo lo sucedido en el día. Una vez plasmados los sentimientos y pensamientos, se deben de guardar; cuando nos sintamos más tranquilos lo leeremos con el fin de analizar las cosas que hemos hecho dándonos la oportunidad de observar que pudimos haber hecho mejor.

BUSCAR EL PORQUE DE LOS DEMÁS: buscando y entendiendo el porqué de las reacciones se consigue entender a las demás personas de mejor manera. Tengamos oídos comprensivos y evitemos personalizar este comportamiento de otras personas, ya que no podremos percibir sus emociones de manera objetiva; todos tenemos malos días y pequeños defectos. Es importante recordar que, no podemos controlar las acciones de otras personas, solo cómo nos sentimos sobre ellas; tomemos el incidente como es y sigamos adelante para no crear una dificultad de la nada. Recuerda las personas hacen cosas, no te hacen cosas. Todo lo que escuchamos es una opinión, no un hecho. Todo lo que vemos es una perspectiva, no la realidad.

ASUMIR LA RESPONSABILIDAD POR LOS ACTOS: es muy importante aprender a aceptar que somos responsables de cómo nos sentimos y de cómo nos comportamos con los demás. Esto impactará de forma positiva en nuestra vida, ya que responderemos sobre nuestros propios actos y no diremos que las otras personas hicieron que nos comportáramos así. A nadie le gusta asumir su responsabilidad porque es más fácil exteriorizar la culpa. NO ERES LO QUE TIENES, ERES LO QUE DAS.

SEGUIR ACCIONES, NO PALABRAS: no podemos aprenderlo todo a la vez; mejor centrémonos en una sola cosa y convirtámosla en algo práctico para saber exactamente qué y cuándo hacerlo. Se trata de cambiar conductas. No vivamos en un mundo de sueños e ilusiones, actuemos y hagámoslo realidad. La constancia es la que te lleva al éxito, se tienen que repetir las nuevas conductas para que la plasticidad neuronal modifique sus conexiones y logar un hábito. PARA CREAR UN HABITO TIENES QUE PENSAR EN LO QUE VAS A CONSEGUIR Y NO EN LO QUE VAS A DEJAR.

TENER LA META FINAL PRESENTE: dejemos ir las cosas insignificantes, no nos quedemos en el pasado. Eso ya pasó, déjalo ir, ya se fue, ya no está. El futuro todavía no llega, solo tienes el presente, hoy, el aquí y el ahora, centrémonos en la meta final. Entre más grande sea tu carga, más pesado será tu camino. Este punto nos habla, de crear sociedades exitosas y enfocar nuestra energía en lo que es valioso sin desviarnos por pequeños detalles. Para alcanzar el éxito que deseamos, hagamos caso omiso a las cosas insignificantes y persigamos los objetivos que tenemos en común como el gran equipo que somos. LO QUE NO DEJAS IR LO CARGAS, LO QUE CARGAS TE PESA, LO QUE TE PESA TE HUNDE.

MANTENER EL CONTACTO: mantener la conexión viva ayuda a construir un puente más fuerte y nos da una mayor oportunidad para disfrutar mejores experiencias. LA UNIÓN HACE LA FUERZA

ASISTIR A TERAPIA O COACHING: los psicólogos y los coaches son expertos que nos ayudan en el desarrollo personal para conocernos mejor y desarrollar nuestras habilidades emocionales, además brindan un acompañamiento en el proceso de cambio para mejorar nuestro bienestar y superar nuestras creencias limitantes. A VECES LO ÚNICO QUE NECESITAMOS ES UN POCO DE MOTIVACIÓN.

 

Psicóloga Karo Barrera

www.psicologiaentuidioma.online

 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Aurelio, Marco (1983), Meditaciones, Barcelona: Gredos.

Tobón, S. (2005), Formación basada en competencias, Pensamiento complejo, diseño curricular y didáctica, Ecoe Ediciones.

Our Blogging Expert

Karolina Barrera

Popular Articles

Newsletter

© Psicología en tu idioma